?Te encanta leer aunque no precisas tiempo? Bienvenido a esta pagina sobre minicuentos

?Te encanta leer aunque no precisas tiempo? Bienvenido a esta pagina sobre minicuentos

EL ESCONDITE INDIGNO

LA VACA QUE LADRABA (CUENTO INFANTIL)

Sucedio una manana sobre abril. En aquel prado primaveral, poblado de flores desplazandolo hacia el pelo sobre hierbas que crecian con desenfreno, las vacas pastaban casi en mutismo; de oportunidad en cuando aquel mutismo se interrumpia por un intenso y no ha transpirado alargado “muuu”. La vaca Esmeralda pastaba alli a habitual con las companeras sobre manada. Generalmente, cada cierto tiempo, pronunciaba, al igual que sus companeras, aquel penetrante y dilatado mugido. Aunque aquel dia ocurrio alguna cosa extraordinario. Apenas habian empezado su calle cuando, despues de masticar un buen manojo sobre hierba, Esmeralda abrio la boca asi­ como en ocasion del habitual “muuu” lo que sono fue un estridente “?Guau!”. La totalidad de las vacas volvieron su inteligencia hacia Esmeralda, mientras la misma Esmeralda mostraba su cara de asombro ante su particular estruendo. Entonces decidio examinar nuevamente: alzo la testa hacia el paraiso, abrio su enorme hocico y pronuncio:”?Guauuuuu!”. La totalidad de las vacas dejaron sobre pastar paramirarla. Marianico, el pastor, la miro tambien, sobrecogido. “?Que te pasa, bonica?”, le dijo mientras acariciaba su espinazo. Esmeralda volvio a subir la inteligencia, abrio la boca y no ha transpirado con la totalidad de las fuerzas pronuncio: – ?Guau! ?Guau! ?Guau! Marianico dio un bramido y llamo corriendo a su parienta. –?Mira, mira, Eugenia, la vaca Esmeralda esta ladrando! –gritaba. Eugenia se acerco a la vaca riendo, incredula. Entonces la vaca Esmeralda, levantando la testa mas de lo que se sentia competente, abriendo la boca mas de lo que la habia abierto De ningun modo desplazandolo hacia el pelo cogiendo mas viento del que le cabia en las pulmones, grito: “?Guauuuuuuuu!”. –Hay que atraer al veterinario –sentencio Eugenia. El veterinario dejo lo que estaba realizando y no ha transpirado acudio rapido a la convocatoria cuando supo que el impedimento era que la vaca estaba ladrando. Nunca podia creerselo, necesitaba escucharlo con sus propios oidos. Y no ha transpirado cuando llego asi­ como le llevaron ante Esmeralda, que una y otra oportunidad lanzaba sus ruidosos ladridos, el veterinario nunca alcanzaba an entender como podia encontrarse pasado una cosa asi. Ricardo, que mismamente se llamaba el veterinario, llevo la vaca a su consulta y le hizo una radiografia. En la cinta se veia claramente el comienzo sobre aquel problema: habia un chucho ladrando en el interior de su tercer estomago. Quiza, mientras Esmeralda dormia, el aperreado, confundido por el frio sobre la noche, habia entrado en aquel tunel improvisado y calentito y no ha transpirado despues nunca habia sabido como montar sobre alla. Como las vacas no comen pulpa, el tercer estomago de Esmeralda nunca habia sabido que elaborar con aquel perro y no ha transpirado le habia dejado alla esperando que encontrara su camino sobre vuelta. Lo malo es que Esmeralda, con el estomago repleto de alguna cosa que no podia digerir, no era competente de abrir la boca fuera de para regurgitar aquellos ladridos con la inteligencia bien elevada, lo que hacia irrealizable expulsar al escaso perrillo. Por lo tanto Ricardo tuvo la idea asi­ como le dijo a Marianico: “Vamos an afectar a Esmeralda an estar despierta mucho lapso para que acumule tanto sueno que al bostezar se le abra la boca tanto que el apurado mire la luz del conmemoracion y pueda proceder por donde entro”. Desplazandolo hacia el pelo de este modo lo hicieron. Establecieron 2 turnos, para no permanecer dormidos ellos, lo que les impediria incordiar a la vaca Con El Fin De prevenir que se durmiera antes de tener el bastante sueno acumulado, y estuvieron manteniendo despierta a la vaca treinta asi­ como 2 horas y no ha transpirado veintisiete minutos. Asi­ como en aquel momento la vaca, que debido a no podia mas, se dejo caer al piso asi­ como bostezo tanto tanto tanto que se le abrio la boca tanto tanto tanto que el apurado vio una brillo al extremo y no ha transpirado salio circulando hacia ella, apareciendo por fin en la boca sobre Esmeralda y no ha transpirado logrando salir justo antiguamente sobre que esmeralda cerrara la boca y se quedara produndamente dormida.

LA NOTA

LEYENDA DE APEGO AGOBIADO

El novio era un poeta, sin embargo un borracho.

Me colmaba de flores desplazandolo hacia el pelo sobre aliento acido. Me miraba con sus ojos languidos asi­ como su tez amarillenta. Me regalaba hermosos versos que recitaba trabado, ininteligible, a trompicones. Me perseguia por la avenida en zigzag, igual que los leones a las gacelas. Me penetraba igual que las espadas penetran las pechos traidores en las batallas. Me besaba como al cubito sobre hielo de su vaso sobre whisky. Me nombraba aplastando la testa dentro de las brazos, rodeado de vasos vacios. Me lloraba en la aislamiento de su siempre perdido porvenir.

El me amaba. Y era un poeta, aunque ademas era un borracho. Sin embargo un poeta. Aunque un borracho.

ADIVINANZA

SOMATIZACION

Cuando era nino un fecha morapio una doctora al colegio a hablarnos sobre algunas enfermedades que podiamos contraer si no tomabamos las precauciones correcta.

En su presentacion, con bonitas diapositivas, habia la referente a el tetanos —o el tetano, porque tanto lo pronunciaba en singular igual que en plural, pero luego supe que no se trataba sobre un plural sino del empleo de la etimologia griega o latina— con objeto sobre prevenirnos en los efectos de esta enfermedad, en la que aparecia un cuadro de un tal Charles Bell, dibujado en 1809 asi­ como titulado “Opistotonos”.